Receta de masa de tarta crujiente y papilla sin gluten

Esta masa mantecosa es tierna y dorada, ideal para todas tus tartas favoritas. El truco es la goma xantana, que aporta firmeza y elasticidad a la masa. Solo tómate tu tiempo y trabaja paso a paso, y tu paciencia se verá recompensada con una masa esponjosa que es limpia y hermosa a la vista.

Ingredientes

  • 4 onzas de harina de arroz blanco (3/4 taza; 113 g)

  • 2 1/2 onzas de maicena (1/2 taza; 70 g), más más removedor de polvo

  • 1 1/2 onzas de harina de tapioca (1/3 taza; 42 g)

  • 1 onza de harina de coco (1/4 taza; 28 g)

  • 1/2 onza de azúcar (1 cucharada; 15 g)

  • 1 1/4 cucharaditas (5 g) de sal kosher de cristal de diamante; Use la mitad del volumen para la sal de mesa o use el mismo peso

  • 1/2 cucharadita de goma xantana

  • 8 onzas de mantequilla sin sal (2 barras; 225 g), fría

  • 4 onzas de agua fría (1/2 taza; 115 g)

Instrucciones

Para la masa: En un tazón mediano, combine la harina de arroz blanco, la maicena, la harina de tapioca, la harina de coco, el azúcar, la sal y la goma xantana. Presione la mantequilla en cubos de 1/2 pulgada y mezcle con la mezcla de harina para romper los trozos. Rompa cada cubo en láminas delgadas con las yemas de los dedos, ¡eso es todo! Agregue el agua, luego amase la masa en los lados del tazón hasta que se forme una bola peluda.

Haz capas: En una superficie de trabajo muy espolvoreada, enrolle suavemente la masa en un rectángulo, de aproximadamente 10 x 15 pulgadas, vierta más maicena sobre la parte superior e inferior para evitar que se pegue. Ნ ¡No te avergüences! Doble las páginas 10 cm hacia el centro, luego cierre el paquete recién formado como un libro. Dobla por la mitad nuevamente, uniendo los lados cortos para formar un bloque grueso. La masa se agrietará a lo largo de los pliegues, pero está bien. Dividir con un cuchillo semi-afilado o un raspador en una silla. Si la masa está demasiado blanda o si estás trabajando en una cocina caliente, ponla en el frigorífico 15 minutos antes de continuar.

Para un pastel de corteza: Use tanta maicena como sea necesario para enrollar suavemente la rebanada en un círculo de 12 pulgadas. Deslice la espátula desplazada desde la parte inferior para aflojar, luego divídala en cuartos. Transfiera a un molde para pastel de uno en uno, doblando el borde superior de cada rebanada para crear un borde grueso que descanse en el borde del molde. Presione y presione la masa a lo largo de las costuras para formar una integridad uniforme. Repite con el resto de la masa. Envuelva en una envoltura de plástico y refrigere durante al menos 2 horas durante la noche. Úselo como se indica en su receta favorita.

Para pastel de doble masa: Forme un trozo de masa de acuerdo con las instrucciones anteriores. Para obtener una corteza superior sólida, extienda el resto de la masa de la misma manera o extienda un rectángulo de 9 x 15 pulgadas para el pastel de celosía. Dividir en trozos manejables y transferir a una bandeja para hornear o una tabla de cortar forrada con pergamino. (El pergamino evita que la masa absorba el delicioso olor de la tabla). Envuelva ambas piezas en una envoltura de plástico y refrigere durante al menos 2 horas durante la noche. Úselo como se indica en su receta favorita.

Te puede interesar:  Receta de pastel de harina de naranja y azafrán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Más información